Reflexiones

2021: una reflexión inicial

Todo parece obvio en retrospectiva. El mecanismo darwinista, recursivo, oportunista, implacable digamos, ha funcionado con celeridad. Nuevas variantes del SARS-CoV-2 han aparecido en Inglaterra, Suráfrica, Manaos y seguirán probablemente apareciendo en otros lugares de alto contagio. Las nuevas variantes son más contagiosas y (algunas) parecen capaces de evadir el sistema inmune. Con todo, las dinámicas explosivas de transmisión se repiten en varios países y las historias de reinfección comienzan a multiplicarse. Anécdotas todavía, pero cada vez más numerosas. El caso de Manaos, donde, según los datos disponibles, más de 70% de la población se infectó inicialmente y los pacientes hospitalizados han crecido de manera rápida por segunda vez, es preocupante, parece revelar el peligro y la eficacia del mecanismo darwinista: la nueva variante podría ser parcialmente inmune a la inmunidad adquirida.

Algo similar probablemente pasará con las vacunas. No hay razones para esperar nada distinto. La historia se repetirá. El virus seguirá mutando, cambiando, buscando salidas. Surgirán nuevas variantes que disminuirán la efectividad de las vacunas disponibles. Las vacunas tendrán que actualizarse constantemente. La pandemia será un juego repetido, una especie de carrera armamentista entre el virus y la humanidad. Algo similar ya ocurre con otros virus respiratorios, pero en este caso la escala y la letalidad son mayores.

Desde el inicio de la pandemia quise concentrarme en las buenas noticias, en lo positivo. He tratado de promover la necesaria defensa de los derechos humanos, las libertades individuales, la democracia, la educación, la salud mental, etc. Lo seguiré haciendo. Me preocupa, sin embargo, este posible escenario de ciencia ficción, la duración de la carrera armamentista entre la evolución del virus de un lado y el diseño inteligente de las vacunas del otro. La capacidad de adaptación del virus (esto es, la celeridad y eficacia del mecanismo darwinista) parece ahora más preocupante que siempre. El juego de una sola vez se vislumbra ya como un juego repetido, de varias iteraciones. La vacunación en ciernes será importante, pero no será el capítulo final de esta historia trágica.

La humanidad prevalecerá, pero va a tomar un tiempo. El final no será el resultado de una sola gran campaña de vacunación. La adaptación será más compleja, con consecuencias sociales todavía imprevisibles. Yo seguiré tratando (a pesar de todo) de presentar y divulgar buenas noticias. Pero no puedo desconocer que el año comienza en medio de mucha incertidumbre y un poco de desesperanza.

You Might Also Like

21 Comments

  • Reply
    Sebastian R.V
    11 enero, 2021 at 11:23 pm

    De cierta forma.. no puedo tampoco caer ante el negativismo… Sin embargo a través de mi cuerpo pasa un escalofrío… Al tan siquiera pensar que.. nuestros sueños junto a los que armamos… Tardarán hasta décadas en poder ser .
    Cómo haremos para no quebrantar las leyes… Y tampoco fallarnos a nosotros mismos por querer eso que siempre nos dijeron que podíamos lograr con empeño y esfuerzo.
    Nos habran robado no solo 1 ni 2 sino más años de nuestras cortas vidas ?

  • Reply
    Daniel Rodríguez
    11 enero, 2021 at 11:25 pm

    Una opinión realista profesor Gaviria, gracias por compartir

  • Reply
    Sebastian R.V
    11 enero, 2021 at 11:29 pm

    Desearía pensar en lo contrario… Desearía recuperar todas aquellas vidas que se apagaron… Por dar las suyas!

    Pero como dijo una vez el autor de está nota… Dr. A Gaviria;
    No perdere ese «idealismo íntimo… Que en la academia nos enseñan… Podemos hacer la diferencia» siempre!

  • Reply
    Paola Q.
    11 enero, 2021 at 11:31 pm

    Al leer noticias con la cruda realidad que enfrentamos como humanidad lo que más me cuesta es ver a mi hija a los ojos y decirle que todo estará bien. Con esperanza le pude decir que el encierro era temporal, que ya pasaría el pico, que estaban trabajando en la vacuna, que ya hay vacunas, que pronto volvería al colegio y que podríamos ir de vacaciones… ahora con menos certeza le digo que pronto nos vacunarán a los adultos, pero no soy capaz de decirle que probablemente esa no será la solución.

  • Reply
    Yohana Mora
    11 enero, 2021 at 11:39 pm

    Este año comienza la propagación del virus en forma más vertical, rápida y exponencial, pero también para nuestra salud y bienestar ya conocemos cómo autocuidarnos y adaptarnos! Y a pesar de las circunstancias esta es una acitud propositiva para asumir las circunstancias de esta época que nos tocó.

    Que este año brille la ciencia, la gestión rápida de los gobiernos junto con nuestra disciplina social, porque es entre todos que podemos salir adelante!

  • Reply
    Cristian
    12 enero, 2021 at 3:04 am

    Muy buena opinión Alejandro.

  • Reply
    Sabrina Guzmán
    12 enero, 2021 at 6:25 am

    Interesante escrito! Necesitamos esperanza, la humanidad necesita creer qué hay esperanza!! Y si, no nos imaginamos cómo será este año! No sabemos cuando esto acabará! Solo esperamos ganar la batalla

  • Reply
    Marco Antonio Díaz González
    12 enero, 2021 at 7:38 am

    Excelente artículo, creo que se encuentra en la visión correcta, estoy seguro nos falta más verdad sobre este asunto, de parte de la ciencia y en especial de nuestros gobiernos, seguimos siendo muy políticos para tomar decisiones. Una pregunta profesor Gaviria, no es hora de pensar con criterio científico sobre el tema de la sobre población, somos demasiados para todo.

  • Reply
    Felix Ivan Jaimes
    12 enero, 2021 at 8:29 am

    Es más preocupante ver a nuestros actuales dirigentes dando ‘palos de ciego “ en rencillas ideológicas .. distribuyendo culpas .. con reportes tranquilizantes que hace que gente se relaje y descuide.

  • Reply
    Joaquín Montes
    12 enero, 2021 at 8:40 am

    Lo de Manaos no invita al pesimismo. Con 12 millones de habitantes en la Amazonía brasileña y 13 mil muertes por covid (Amazonas+Pará), la tasa es poco más de uno por mil. En Colombia el techo se muestra cercano a dos por mil: 1,8 en el departamento del Amazonas, donde no ha habido segunda ola. Como no la hubo en Barranquilla, con afectación de 1,7 muertes por mil habitantes. Así que no hay que temer una segunda ola luego de que la afectación está cerca del dos por mil. Por cierto, Bogotá está ya cerca, pues a principios de año mostraba 1,48 por mil. El análisis de los datos me indica que es posible la inmunidad de rebaño y que Bélgica, Nueva York, Guayaquil y Lima ya se encuentran en esa situación. Tengo informes al respecto en el canal de youtube dattoinfo.

  • Reply
    David Barreto
    12 enero, 2021 at 9:03 am

    Siento que escribió esto con tristeza y esperanza a la vez. Un consejo, continúe publicando esas fotos de atardeceres desde su ventana. Fuerte abrazo y gracias por escribir y ser.

  • Reply
    Manuel Ome C
    12 enero, 2021 at 9:45 am

    Y las condiciones de cada país son diferentes. En el nuestro, el destino conduce a la muerte o a la miseria. Las deficiencias del sistema de salud y la corrupción, al lado de la inseguridad, dejan muy poco espacio para destacar lo positivo.

  • Reply
    Juan Fernando Bermúdez Villa
    12 enero, 2021 at 10:05 am

    Bastante desolador un escenario de carrera dónde el nivel de adaptación del virus es mucho mayor en velocidad a la adaptación de la respuesta humana llamada vacuna, la historia será la que muestre este terrible panorama o sea solo un mal sueño.

  • Reply
    Javier Humberto Arroyave Espinal
    12 enero, 2021 at 10:29 am

    Efectivamente, Dr. Alejandro.

    La dura batalla puede convertirse en una nueva guerra, desde el área de #salud y las demás áreas con el #virus perverso.

    Y sumando las otras sin solución que ha tenido #Colombia, con mayor razón toca pensar en que otra vez no cualquiera puede ser nuestro Presidente.

    No cualquiera, sin la formación necesaria, la experiencia y el talante, además de la actitud y el liderazgo eficaz. Con la capacidad de unir y tomar las mejores decisiones de gobierno en una época inédita.

    ¿Hora de decir que sí, Señor exministro de #Salud?. Vamos a la consulta, por favor.

    #OjoConEl2022
    #UnProgramaParaTodos
    #ColombiaConMejorFuturo

    • Reply
      Arcenio Perez
      12 enero, 2021 at 5:00 pm

      Alejandro Gaviria presidente

  • Reply
    Blanca Patricia Mantilla
    13 enero, 2021 at 7:25 am

    Quizá no hemos entendido que no es suficiente con la vacuna, las cuarentenas y demás medidas centradas en lo individual, no estamos mejorando las desigualdades sociales injustas y no elegidas. Por eso la renta mínima debería ser una realidad! Gracias por sus escritos siempre nos han alentado!!

  • Reply
    Alquiver Diaz
    13 enero, 2021 at 8:10 pm

    Efectivamente Doctor Alejandro, si podria hacernos solo daño el virus que no razona, vaya y venga, pero se encontro con la especie mas capaz de adaptarse al cambio y no solo climatico.

  • Reply
    administrador
    17 enero, 2021 at 5:56 pm

    https://www.sciencemag.org/news/2021/01/new-coronavirus-variants-could-cause-more-reinfections-require-updated-vaccines

    So far, the virus does not appear to have become resistant to COVID-19 vaccines, says vaccinologist Philip Krause, who chairs a WHO working group on COVID-19 vaccines. “The not-so-good news is that the rapid evolution of these variants suggests that if it is possible for the virus to evolve into a vaccine-resistant phenotype, this may happen sooner than we like,” he adds. That possibility adds to the urgency of putting good surveillance in place to detect such escape variants early on, says biostatistician Natalie Dean of the University of Florida. But it also adds to the urgency of vaccinating people, says Christian Drosten, a virologist at Charité University Hospital in Berlin. “We have to do everything we can now to vaccinate as many people as fast as possible, even if that means running the risk of selecting for some variants,” he says.

    If vaccine-resistant SARS-CoV-2 strains emerge, vaccines might need to be updated. Several vaccines could be easily changed to reflect the latest changes, but regulators might balk at authorizing them without seeing updated safety and efficacy data, Krause says. If new variants circulate alongside older strains, multivalent vaccines, effective against several lineages, might even be needed. “To be clear: These are downstream considerations,” Krause says. “The public should not think that this is imminent, and that new vaccines will be needed.” But Ravindra Gupta, a researcher at the University of Cambridge, says manufacturers should start to produce vaccines designed to generate immunity to mutated versions of the spike protein, because they keep cropping up. “It tells us that we should have these mutations in our vaccines, so that you shut off one of the avenues for the virus to go down.”

Leave a Reply