Los caminos para lograr alianzas de centro siguen abiertos: Alejandro Gaviria

El martes 2 de noviembre de 2021, el candidato ofreció una entrevista para Mañanas Blu. A continuación, algunos temas y propuestas de las que se hablaron.
Alejandro_Gaviria_rector

Durante la primera parte de la entrevista se conversó sobre temas políticos que han estado bastante debatidos en los últimos días y que están ligados a las posibles alianzas con las fuerzas de centro, como la Coalición de la Esperanza, los sectores liberales y el expresidente César Gaviria. Para la segunda mitad, el enfoque estuvo en algunas de las propuestas de campaña de Alejandro Gaviria, referentes a la crisis educativa y la movilidad social, la lucha contra el narcotráfico, la situación fiscal que tendrá que afrontar el próximo gobierno, el proteccionismo y cómo debería ser el equipo de gobierno del presidente en 2022.

Gaviria todavía no ha cerrado la puerta a una posible alianza con la Coalición de la Esperanza. En medio de la entrevista, insistió en que el centro político se tiene que unir, en que las discusiones no han terminado y se podría llegar a un acuerdo, sin necesidad de renunciar a los principios esenciales de cada quien. Aseguró que irse solo sería una aventura Quijotesca.

“Yo no soy el candidato de César Gaviria, nunca lo he sido y doy un solo ejemplo, antes de empezar la campaña redacté mi ideario programático que son 60 puntos, eso lo hice yo, no César Gaviria, esa es mi visión del mundo, esa es mi visión del cambio social, eso es lo que yo quiero para la sociedad”, fue la respuesta del candidato cuando le preguntaron si era el elegido por el expresidente. Aún así, hizo un llamado a los de centro a ser realistas y aceptar que, si se quiere lograr un verdadero cambio responsable, las ideas liberales deben estar, porque de lo contrario, “vamos a perder”.

Frente a la pregunta ¿con quién sí y con quién no?, Alejandro Gaviria respondió: “los nombres ya vendrán”. Mencionó algunos nombres y partidos con quienes ha tenido y seguirá manteniendo conversaciones en el transcurso de la campaña: Íngrid Betancourt, Juanita Goebertus, Humberto De La Calle, Partido Verde, Partido Liberal y Nuevo Liberalismo. Y afirmó que en las primeras consultas de marzo “lo más importante es definir unos principios y definir cierta coherencia ideológica, qué pensamos, qué queremos representar ante los votantes, (y) cómo lo vamos a hacer”.

El candidato explicó en el programa de Blu Radio, que gran parte de sus propuestas están encaminadas a tener una mejor educación superior en Colombia. Contó que hace 20 años escribió un libro sobre educación y movilidad social en Colombia, que es un tema al que le ha dedicado tres cuartas partes de su vida profesional, y es por el que está ahora en la arena política.

“Lanzamos una (propuesta) desde el comienzo: una renta básica para un millón y medio de jóvenes, que le permita a muchos jóvenes, que hoy no pueden estudiar porque no tienen cómo vivir, un subsidio, y que las cajas de compensación, el sector privado, el SENA y todo este ecosistema de educación tecnológica, les ofrezca oportunidades casi con certeza de conseguir un trabajo”, dijo en la entrevista.

Acerca del tema de drogas y de cómo combatiría el narcotráfico, fue tajante al asegurar que él no cree en el prohibicionismo ni en la forma en como Colombia ha afrontado esta problemática, porque históricamente no ha sido exitosa.

Entre las ideas para luchar en contra del narcotráfico, con un enfoque basado en los derechos humanos y en la salud pública, y con grandes coincidencias con las nuevas formas del gobierno de los Estados Unidos, están las de combatir a todas las organizaciones criminales, priorizar los controles al lavado de activos, no fumigar con glifosato, no centrarse en el eslabón más débil de la cadena ni en la cantidad de hectáreas de coca sembradas como un indicador, dar la discusión sobre el cannabis de uso adulto y establecer una regulación inteligente y diferente según el tipo de droga.

Para Alejandro Gaviria es claro que debe haber una nueva reforma tributaria, pero, según expuso, debe ser una reforma coherente con la visión de país, no tecnocrática que trate de aprobarse en el Congreso con mermelada, que es “lo mismo que ha venido ocurriendo en Colombia durante los últimos 15 años, y es que esa reforma entra, se desforma y se convierte en una reformita que simplemente nos compra tiempo por un año” y, lo más importante, que sea legitima y concuerde con lo que demandan los ciudadanos.

El candidato aseveró que no cree en el proteccionismo al estilo del senador Jorge Enrique Robledo. Seguido de ello aclaró que “la economía mundial está cambiando. Creo que la pandemia nos ha mostrado ciertas debilidades de la globalización (…) Pero Colombia no puede cerrar sus puertas a la economía global. Por ejemplo, esta idea de renegociar los TLC, yo creo que es demagogia, es algo que no se va a poder hacer, a pesar de que se diga una y otra vez en campaña”.

Finalmente, respecto al equipo de gobierno del próximo presidente de Colombia, Gaviria señaló que tiene que ser diverso hasta en sus ideologías, porque “cuando todo el mundo piensa igual es lo peor” y es lo que le ha sucedido al gobierno del presidente Iván Duque, “todos piensan muy parecido y se han cometido muchos errores”.

A lo anterior, añadió que, “sin falsas modestias”, él tiene y quisiera gobernar con la mejor gente de Colombia, que hagan parte de la academia y del mundo político: “Yo también creo que el conocimiento de nuestros problemas, la visión sofisticada de la realidad, no la improvisación carismática, son muy importantes para gobernar. Yo quiero un gobierno que una a mucha gente, gente que piense distinto”.

Tags :

Compartir

Categorias

Apoyanos con tu firma