“La policía tiene que estar con la gente, no contra la gente”: Alejandro Gaviria

Esto fue lo que pasó durante el debate presidencial en la mañana del jueves 11 de noviembre de 2021, en la Javeriana Cali.
Alejandro_Gaviria_debate_Javeriana

El primer bloque del debate estuvo enfocado en la educación. Frente a la pregunta de qué hacer para asegurar que el Plan de Alimentación Escolar sea eficiente, Alejandro Gaviria aseguró que “en el PAE el asunto principal no es solamente la corrupción, sino que el programa está estructuralmente desfinanciado” por lo que, en muchas ocasiones, las regiones tienen que sacar recursos de regalías y fuentes transitorias para financiarlo. Lo que se debería hacer, en cambio, es garantizar los recursos necesarios del programa.

Sobre cuál considera que son los retos más importantes en la educación, el candidato aseguró que Colombia está viviendo la crisis educativa más grande en una generación y la sociedad ha sido pasiva al afrontarla. En ese sentido, propuso cuatro temas, el primero es buscar activamente a quienes desertaron, especialmente a las mujeres, el segundo es desarrollar un plan remedial con participación de egresados y estudiantes universitarios a través de mentorías, el tercero es que las escuelas se conviertan en centros comunitarios y que se  enfoquen en la salud sexual y mental de los jóvenes, y, por último, que la educación presencial vuelva plenamente en todo el territorio nacional. Finalizó su intervención asegurando que como presidente invitaría a FECODE a trabajar, mano a mano, para enfrentar esta crisis de la manera más adecuada.

El segundo bloque giró en torno a si la diversidad de género debería tratarse como una cátedra en las instituciones educativas del país. El candidato afirmó que sí deberíamos tener, en nuestro sistema escolar, un énfasis en los temas de equidad de género. Añadió que “vivimos, como ya se ha dicho, en una sociedad machista, (entonces) necesitamos políticas preventivas a la violencia intrafamiliar, los temas de educación sexual son fundamentales, recordemos que en Colombia el embarazo adolescente creció durante la pandemia de manera sustancial, (y) también es necesaria una pedagogía para afianzar los derechos de la mujer”, dijo.

Para la sección tres se le preguntó a los candidatos acerca de cómo construir y fortalecer la confianza de los empresarios y los ciudadanos para reactivar la economía del país y, en especial, la del Valle del Cauca. Gaviria aseveró que es muy importante la seguridad física y jurídica, pero que, a pesar de que “la producción industrial cayó mucho menos en el Valle que en el resto del país, la pobreza aumentó mucho más”, así pues, la recuperación tiene que ser incluyente y para eso necesitamos políticas sociales.

El candidato propuso “capacitación técnica gratuita para 300 mil jóvenes en la región pacífica, con una renta básica que les permita asistir” y que “como presidente, entonces, vamos a tener un desarrollo económico incluyente y generador de oportunidades”.

Acerca de lo sucedido en el Valle del Cauca y, en particular, en la ciudad de Cali, durante el paro nacional de 2021, Alejandro Gaviria apuntó que estos territorios se sintieron abandonados por parte del gobierno nacional. Manifestó que “aquí, en medio de las dificultades de orden público, más complicadas en años, el presidente solo vino a Cali de manera clandestina un domingo como a las tres de la mañana, eso también hay que tenerlo en cuenta. Hay un sentido profundo de abandono (…) no solo del alcalde, también es la presencia del gobierno nacional. Y uno sentía en ese momento, que casi de manera estratégica, el gobierno nacional había abandonado la ciudad y la región”.

Respecto a si es necesario reducir los tributos a las empresas, para generar más empleo en la región pacífica, el candidato expuso que el país vive una situación fiscal muy difícil y no es suficiente decir que se hará una disminución en las tasas de tributación a las empresas y que se eliminarán algunas exenciones. Los temas de equidad tributaria han sido una frustración grande y que “la próxima reforma tributaria va a tener que tocar temas complejos y, seguramente, vamos a tener que empezar a decir que la parte alta de la distribución del ingreso tiene que gravarse más y eso va a implicar, por ejemplo, una discusión sobre impuestos a los dividendos y a la riqueza”.

Gaviria, frente a la pregunta de cuáles serían las medidas que implementaría para reducir el desempleo juvenil, expuso que la tasa de desempleo para los jóvenes en Cali es del 33%, es decir que uno de cada tres está desempleado, de manera que es fundamental hacer un llamado de atención sobre la urgencia de este problema, y que la clave del futuro de la generación de oportunidades (como lo propuso con anterioridad), más no en estigmatizar a los jóvenes, porque “no creo que los miembros de la primera línea deban ser tratados como terroristas”.

En la sección de infraestructura regional, al candidato se le preguntó por la financiación del primer tramo del tren de cercanías en el Valle del Cauca. Para él, el compromiso sería buscar una forma razonable de cofinanciación entre el gobierno nacional y la región, como se hizo, por ejemplo, con el metro de Medellín. Además, reiteró que es necesario invertir en la infraestructura, pero que no solo es un tema de recursos, sino de coraje y valentía en las regiones, para que los sistemas de transporte masivo puedan funcionar como se concibieron en principio.

Buenaventura fue tema también en este debate. Alejandro Gaviria, durante sus primeros 100 días, haría énfasis especial en el agua potable y en el tema de salud que, según dijo, “son fundamentales para garantizar una mínima dignidad de los habitantes” del puerto.

El cierre de la discusión giró en torno al paro nacional y cómo, si hubieran sido presidentes, lo hubieran manejado. Referente a ello, el candidato Gaviria retomó la noche del primero de mayo y el asesinato, en Ibagué, de Santiago Murillo. Aclaró que, si el presidente hubiese estado allí, enviando un mensaje de respeto irrestricto a los derechos humanos, el desenlace del paro habría sido otro, porque, además, “la policía tiene que estar con la gente, no contra la gente”.

Por último, según Alejandro Gaviria, un acierto y un desacierto del gobierno Duque fue, respectivamente, el trabajo en el plan de vacunación y en el manejo de la pandemia; y la pérdida de seguridad territorial, el abandono de las agendas reformistas, y, sobre todo, la pérdida de confianza en las instituciones: “Colombia, hoy en día, es el país más pesimista del mundo por cuenta de un gobierno que ha sido incapaz de transmitirnos a los ciudadanos una visión de futuro. Es un gobierno sin liderazgo y sin rumbo”.

El debate concluyó con la pregunta de si alguno de los candidatos estaría dispuesto a ser la fórmula vicepresidencial de otro de ellos, y por qué: “Creo que, en una primera etapa, la clave está en unirnos, quienes tengamos algún tipo de coherencia y homogeneidad ideológica. Después, entre todos, tenemos la obligación de juntarnos para gobernar. El próximo gabinete tendrá que ser plural, que excluya, quizá, a los extremos, pero que desde la centro izquierda y la centro derecha, con las mejores mentes de este país, esté dispuesto a enfrentar la coyuntura más compleja que hemos tenido”, respondió Alejandro Gaviria.

Tags :

Compartir

Categorias

Apoyanos con tu firma