Reflexiones

Moralidades legendarias

Los debates políticos sufren de un parroquialismo más o menos irremediable. Casi sin excepción, en épocas y lugares diversos, los opinadores (los encargados de comentar, jugada a jugada, el reality confuso de la política) se lamentan diariamente de los vicios de su país y su tiempo. Confunden a menudo los males eternos con los problemas de la coyuntura. La crítica carece, casi sobra decirlo, de perspectiva histórica. Le falta antropología, le sobra sociología. 

No sobra, entonces, recordar que la farsa y la hipocresía de los políticos son casi una competencia laboral (como la llaman ahora). “La política es necesariamente oportunista. El político trabaja baja unas condiciones que hacen esto inevitable. La grosera sobresimplificaión. La necesaria tolerancia del mal”. Quién mejor que un poeta para recordarnos lo obvio, la visión trágica (las cosas como son) de la política. Cedo la palabra a José Emilio Pacheco y sus Moralidades legendarias. No como un llamado a la resignación, sino más bien como una simple advertencia.






You Might Also Like

6 Comments

  • Reply
    Anónimo
    11 noviembre, 2019 at 4:39 am

    Se ha perdido la perspectiva histórica por el sensacionalismo que produce el diario vivir entre escándanlos y podredumbre. Se distrae a la masa con espectáculos de todos los colores y para todos los gustos, de manera que el establecimiento siga teniendo poder en influencia sobre las mentes anestesiadas a la realidad histórica y exacerbada por el morbo que producen políticos y actores ( si es que no son lo mismo)
    Y es que en medio de esa división superficial que nos imponen, olvidamos la fraternidad y la humanidad como el bien supremo adquirido por ensayo y error.
    Mas triste aun lo que no espera: un sinsentido absoluto, un nihilismo generalizado, un vacío del ser y la imperiosa necesidad de sobrevivir en un mundo cada vez mas caótico.
    Alejandro, tus palabras llegan y tocan la sensibilidad que produce estar en un país obnubilado por la cosa política y cada vez mas insensible a la realidad del otro. Muchas gracias

  • Reply
    Unknown
    11 noviembre, 2019 at 12:06 pm

    Unas de las realidades más complejas en la sociedad es el ser y mientras más nos introducimos a mirarlo más nos asombramos considero que la mejor opción que tenemos para generar mejores resultados es dar el primer paso.
    En el tema de medio ambiente si no tomamos soluciones basadas en la naturaleza estaremos pregonando el final de nuestra casa.

  • Reply
    Osvaldo Picardo
    12 noviembre, 2019 at 1:49 pm

    ¿No es éste más que un magnífico poema del magnífico Pacheco? ¿No hay en esta mirada moral sólo uno de los tantos otros aspectos del arte aristotélico de la polis? ¿Hay que renunciar con pesimismo a una nueva especie de políticos y de políticas que enciendan en la idea del bien común, un mundo menos injusto, menos excluyente, más digno?

  • Reply
    Gonzalo Clavijo
    15 noviembre, 2019 at 6:24 pm

    Texto del poema: en https://studylib.es/doc/6835577/la-lengua-de-las-cosas-y-otros-poemas–por-josé-emilio-pacheco

    Moralidades legendarias

    Odian a César y al poder romano
    Se privan de comer la última uvita
    pensando en los esclavos que revientan
    en las minas de sal o en las galeras
    Hablan de las crueldades del ejército
    en las Galias e Iliria
    Atragantados
    de jabalí perdices y terneras
    dan un sorbo
    de vino siciliano
    para empinar los labios
    pronunciando
    las más bellas palabras:
    la uuumanidaaa el ooombreee
    todas ésas
    tan rotundas tan grandes tan sonoras
    que apagan la humildad de otras sin eco
    —como digamos por ejemplo
    «gente»
    Termina la función
    Entran los siervos
    a llevarse los restos del convite
    Y entonces los patricios se arrebujan
    en sus mantos de Chipre
    Con el fuego del goce en sus ojillos
    como un gladiador que hunde el tridente
    enumeran felices los abortos
    de Clodia la toscana
    la impotencia de Livio los avances
    del cáncer en Vitelio
    Afirman que es cornudo el viejo Claudio
    y sentencian a Flavio por corriente
    un esclavo liberto un arribista
    Luego al salir despiertan a patadas
    al cochero insolado
    y marchan con fervor al Palatino
    a ofrecer mansamente el triste culo
    al magnánimo César

  • Reply
    Gregorio M
    18 noviembre, 2019 at 10:42 pm

    Hey…. Mi comment va sin referentes bibliográficos, ni notas al pie que den indicaciones floripondias de mi vasta cultura… Solo digo que siento en la intención del escrito, el acierto de una tertulia que debe permanecer abierta hasta el hastío, siempre que busquemos con esto lograr que lo que nos molesta de ese monstruo que llamamos «política», mute y se convierta en algo menos pueril y farandulesco…!!!

  • Reply
    Frayerth Argemiro Artunduaga M.
    21 noviembre, 2019 at 12:40 pm

    Excelente esta nueva página web. Siempre atento a sus reflexiones.

Leave a Reply